‘Chita’ San Vicente y el regalo no deseado

Se llama Noel y el público lo conoce mejor como el ‘Chita’ San Vicente. Dieciocho meses y dieciséis días. Eso es lo que ha durado el guayanés al frente de la vinotinto, luego de que la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) y el seleccionador hayan llegado a un mutuo acuerdo para la rescisión de su contrato.

“Le he metido el pecho, pero no se han dado los resultados”, dijo ‘Chita’ luego de la dolorosa derrota ante Chile (1-4). No hubo altisonancia ni excesos verbales. Su ánimo había quedado más afligido que su estrategia, la cual cobijaba más incertidumbres que certezas. El axioma es sencillo y categórico: el fracaso de este ciclo deportivo se ha consumado. Trece derrotas en 20 partidos, siete reveses en nueve encuentros oficiales (Copa América y Premundial), últimos de las eliminatorias de Conmebol, con un punto de dieciocho en disputa, siete goles a favor y 17 goles en contra.

Sanvicente, es el técnico más exitoso del fútbol profesional venezolano con siete ligas y una Copa Venezuela en su palmarés. Su nombramiento generó toneladas de unanimidad entre los actores del balompié criollo; ‘Chita’ asumió el control de un barco que durante nueve meses navegó sin timonel. Farías, ya era historia tras su renuncia en noviembre de 2013 y se abría una nueva etapa en el banquillo vinotinto. De las premisas de su antecesor, como la solidez defensiva y orden táctico, aunque de escasa pegada, se vislumbraba un fútbol alegre, con buen trato de balón y corte ofensivo.

Las sospechas comenzaron con las cuatro derrotas seguidas en los encuentros amistosos disputados entre septiembre y noviembre de 2014. Comenzaba el proceso. Necesitaba más tiempo. Llegó el debut de Venezuela en las eliminatorias mundialista y los imprevistos continuaron (derrota 1-0 ante Paraguay y 3-1 ante Brasil). El 4-2 en la Paz y el 3-1 en casa frente Ecuador, aumentaron la desconfianza y profundizaron las heridas. Con la esperanza del renacimiento en el horizonte, Venezuela se adelantó a Perú con ventaja de dos tantos; sin embargo, una vez más fue incapaz de controlar el partido y acabó rasgando tan solo un punto (2-2). La goleada de Chile frente a su afición fue su final (1-4).

Eso que llaman autocrítica fue una antigua añoranza. La autodenominación de ‘Chita’, como el “rey de los regalos”, respalda esta afirmación. Valdría la pena valorar la profundidad alcanzada por su mensaje entre sus dirigidos y su habilidad para conseguir un buen funcionamiento colectivo, que en definitiva es lo que genera confianza y minimiza los errores individuales.

Sea por el cambio de sistema, sea por el cambio de actores, porque no tuvo demasiado ‘feeling’ con los jugadores, la realidad es que ‘Chita’ no consiguió que la vinotinto conectara. Más allá de quince o veinte minutos de buen juego, el lugar común fue ocupado por la desconexión, displicencia, y el desorden táctico. Nunca terminaron de redondear un partido completo.

No obstante, esta crisis no solo apunta a un protagonista. Sino que obedece a un cumulo de despropósitos en los que los dirigentes, jugadores y sin duda la situación-país, comparten también responsabilidad.

No son días fáciles estos. El país es hoy para los venezolanos una territorio devastado por el sismo del hundimiento económico, y el fútbol venezolano no escapa a sus consecuencias.

“Creo que con toda la situación que estamos viviendo, no tenemos la franela de local para jugar en nuestra casa”, afirmó Chita tras el encuentro contra Chile. Quizás una anécdota o tal vez otro argumento que certifica que el balompié venezolano es un incuestionable reflejo de la realidad del país. Todo esto, mientras Rafael Esquivel, expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol, salía bajo fianza de la prisión donde estuvo recluido en Nueva York desde su extradición, tras pagar la suma de siete millones de dólares.

Finalmente ocurrió. Laureano González anunció el día de hoy la rescisión del contrato de San Vicente y oficializó a Rafael Dudamel como nuevo seleccionador nacional, en medio de un discurso cargado de polémica y contradicciones: ”Necesitábamos a alguien que conociera el fútbol venezolano, que haya vivido momentos con la selección, que la conociera por dentro, que haya sido exitoso y haya representado con honores al país”, resaltó. Así mismo, Gonzalez comentó: “Tenemos un contrato de ocho millones de dólares y 1.200 millones de bolívares con PDVSA pero no hemos recibido ni un bolívar. Por eso no podemos contratar a un entrenador de renombre mundial”. 

Dudamel, toma el relevo de la vinotinto con la Copa América Centenario en el horizonte. Con la dura tarea de reconstruir un vestuario roto, recuperar la identidad y competitividad.

Y, aunque la atmósfera actual conspira en contra, nos urge que cese la confrontación. Que se acerquen las posturas. Que la piedra angular sea el trabajo y el compromiso por los colores. De lo contrario, estaremos hablando solo de un cambio de nombres y no de dirección. ¿Sería mucho pedir?

Advertisements

2 thoughts on “‘Chita’ San Vicente y el regalo no deseado

  1. Querida genny no discrepo de tu referencia noticiosa sobre Chita….sin embargo, todos sabemos que lo que ha pasado no tiene a un responsable en Chita….es más pienso que si algún error cometió Chita fue no creer firmemente desde un principio del nuevo estilo q pensaba tenía que tener la selección…salir de un esquema mezquino y ultra conservador de Farias a uno vistoso abierto y ofensivo estilo Barca o Bayer (por cierto, soy del Madrid)….por cierto, lo practica las chicas del sub17….tratando de llegar a esto intento muchas tácticas pero con jugadores q venían con otro molde de Farias que mal o bien había dado ciertos resultados….en este caso, debió remosar la plantilla y traer jugadores como Figueras o Juanpi q cambiaran radicalmente la mentalidad estática y conservadora de Farias….esto iva a significar un éxito en primera instancia, claramente no….pero podía ser el comienzo de una nueva era del fútbol venezolano similar a la de Colombia con Valderrama y cía….cuanto tardaría la consolidación de esta nueva imagen no lo sé ni sabremos nunca pero podía llegar a significar subir varios escalones de los q aún nos faltan para poder competir con reales potencias del fútbol (Argentina, Brasil, Uruguay, etc)….solo deseo q Rafa dudamel tenga una apreciación similar a la mía y comience ese recorrido con jugadores que hoy tiene 23 años o menos y que serán nuestros soportes para las próximas eliminatorias y copas Américas….

    Like

  2. Hola José. Primeramente quiero agraderte que te hayas tomado el tiempo para leer estas lineas. Coincido contigo sobre la buena intención del seleccionador de intentar hcer de la vinotinto un equipo más ofensivo y por ende más vistozo y competitivo. Así mismo, creo que definitivamente la culpa no recae sobre una sola persona. Sin embargo, siendo el capitán del barco, solo con buenas intenciones no se lleva el barco a buen puerto; lamentablemte -independientemente de las razones- Chita no supo elegir y/o encanjar las piezas correctas para lograr los resultados y mucho menos transmitir sus ideas. Estas eliminatorias dejan muy tocadas a la selección y se van a hacer muy largos los meses que quedan; sobretodo al existir poco margen para la remontada en un grupo de tan alto nivel de competitividad. Igual que tú, espero y deseo lo mejor a Dudamel, que al fin de cuentas será el bienestar de la selección venezolana.
    Muchos saludos,
    Genny

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s