El derbi de Manchester, un pacto de no agresión

¿Respeto en exceso, precaución o falta de ambición?. Un derbi que no concedió fisuras al sobresalto. Se podría decir, siendo simplistas, que Red Devils y Citizens firmaron un pacto de no agresión-liderato en juego incluido- en su cita este domingo en Old Trafford. Un empate sin goles que coloca al City en la cima de la tabla por delante del Arsenal, por diferencia de goles (22 puntos) pero que no deja satisfechos a muchos de sus seguidores.

Los de Pellegrini visitaron al United con las bajas de David Silva y Sergio Agüero. Sin embargo, aún con buen fondo de armario. No en vano, el Manchester City gastó más de 140 millones de euros entre Kevin de Bruyne (Wolfsburgo) y Raheem Sterling (Liverpool), sin olvidar los otros 30 millones de Bony (Swansea), para potenciar su ofensiva. Sterling fue sustituido luego de 55 minutos por Jesús Navas. Mientras que el belga protagonizó la peor actuación de la temporada y nada menos que decir del marfileño. En la primera mitad, Marcos Rojo se encargó de frenar a De Bruyne por banda derecha; motivo por el cual, Pellegrini decidió cambiarle de banda en la segunda parte; con el mismo resultado, aunque quizás menos evidente.

Louis Van Gaal por su parte, recibía a sus vecinos con todos sus efectivos, con la posesión del balón como bandera y con el matiz más defensivo de su acostumbrado once. Schneiderlin y Schweinsteiger en el doble pivote, Ander Herrrera a un costado, con Martial en banda izquierda, Mata a la derecha y Rooney en punta. La escasa o nula verticalidad del United combinada con el repliegue completo del City, literalmente mandó a dormir a los aficionados en el ‘Teatro de los Sueños’. De hecho, hubo que esperar 82 minutos para presenciar la única ocasión clara de gol de todo el derbi de Manchester; un remate de Lingard que rozó el larguero. Imposible no quedar exhausto de dudas y decepción.

Lo innegable, el miedo a perder de Van Gaal y Pellegrini. Lo indiscutible, la disciplina táctica mostrada por sus jugadores. Lo que se impone, exprimir el talento creativo -que sobra en ambas plantillas- en favor de un espectáculo digno de los dos equipos más poderosos de Inglaterra; especialmente si desean volver a brillar en el Olimpo Europeo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s